Bastinazo de Holoturia Olímpica

Venga, va, admitidlo, teníais unas mariposas olímpicas en el estómago. O a David Meca nadando al estilo mariposa, no sé. Os hacía ilusión lo de los JJOO en Madrid, ¿a qué país rico no le haría ilusión? A mí sí, por supuesto. No estoy estudiando para nada, yo pienso irme a Tokio a coger el trabajo que tenían para mí guardado en el Madrid de 2020. El caché que da poner en el currículo que has vendido latas de refrescos en la villa olímpica no lo da un máster. Hay que ver como son los japos que dimiten por recibir un regalo de cien euros sin que se haya probado que hubiera tráfico de influencias, y luego van y sobornan a todo el COI. Qué raros son.

Pero bueno, tranquilidad, la ciudad de los bocadillos de calamares podrá optar a los JJOO de 2146. Ya sé que esa fecha no es múltiplo de 4, pero cuando Aznar sea presidente del mundo hará que sean cada dos años, así Madrid y su eterna alcaldesa tendrán más oportunidades. No desconfíen hombre.

Mientras sí y no no se me ocurre otra cosa que comer. Ya sé que pensarán ustedes que cómo se me puede apetecer comer con el disgusto y es que Ana Bottle wulden’t jaf the pussy for farolillos, pero las penas con pan son menos penas.

Espero que la receta sea del agrado de todos aquellos que tengan un mal sabor de boca. Tras comer este (según dicen) manjar, lo normal es enjuagarse al menos o lavarse los dientes… Pero hay gente que se traga todo. Allá cada cual, oye.

 

Holoturia a la brasa con aros olímpicos de cebolla

Ingredientes para unos 43 millones de personas (el 91% de la población española. Millón arriba, millón abajo):

-43 millones de holoturias bien frescas

-Sal. Fuera

-15 millones de kg de cebollas

-Pan rallado. Con to sus movidas, tronko.

-Huevos como para echar a Rajoy de Moncloa.

-Aceite de oliva Newton John.

1- Cortamos las cebollas en aros. Considerando la cantidad de cebollas vamos a llorar cual magdalena en la boda de su hijo brazo de gitano.

2- Untamos las cebollas con la comisión con el huevo, y lo rebozamos. Freímos la cebolla. No escurrimos el aceite para que tengan la digestión que se merecen.

3-Marcamos las holoturias en la plancha. Nada, vuelta y vuelta, esas cosas se comen mejor crudas aunque calentitas.

4-Podemos hacer una salsa con la baba que se les ha caído a todos los medios de comunicación (salvo alguna cosa). Tengan cuidado con que sea de hace unos días, la de ahora es sólo la mala baba que le dedican a Tokio, Estambul y al COI.

PD: Ay, pobre gente de Madrid que no tiene playa… que no sabe lo que es una holoturia y ahora se van a comer un buen carajo de mar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s