El PP, pasando olímpicamente.

“…y así fue cómo España quedó en ridículo ante la prensa internacional.” Es como acabará la historia que les contaré a mis nietos sobre la candidatura olímpica de Madrid. Y también sería el final de la historia si nos hubieran adjudicado la sede olímpica, porque de alguna manera, nuestros dirigentes hubieran sabido meter la pata.

RESPECT
RESPECT

El caso es que ya ha pasado el trauma social de vernos desprovistos de albergar todo un macro evento como suponen las Olimpiadas (¿tan pronto? ¿Con lo que dolió?). Aquel que nos iba a sacar (casi) de la crisis con la ingente masa de turistas y su consecuente inyección de dinero en la capital. Argumentos de una muy dudosa base y fácilmente desmontables.

Pero mi preocupación es por la celebración de unos Juegos Olímpicos en sí, sea cual sea su ubicación. Mucho son los argumentos para posicionarme en contra, pero me apetece resaltar uno sobre los demás. Un antojadizo, así soy. ¿Qué sentido tiene en la sociedad actual ese despliegue de medios? Todos los deportes considerados olímpicos ya tienen su propio mundial. Una cobertura casi nula de esas citas puede significar que no interesa dividir las audiencias en diferentes deportes, o que los espectadores no quieren verlo. Quizá la espectacularidad de los encuentros dependa de la inversión que el gobierno les preste.

De nuevo, la fauna política que nos gobierna hace gala de su cinismo e hipocresía, apelando al espíritu del deporte, a la importancia de apoyar a las federaciones minoritarias, pero sólo si se celebran aquí los JJOO. Deportistas y todo tipo de profesionales técnicos dedicando su vida a un deporte, obligados a buscar un empleo alternativo para poder costearse entrenamientos, material, desplazamientos y el resto de gastos que conlleva estar en la élite. Lo lógico sería unos presupuestos más equilibrados y divididos más equitativamente entre los diferentes sectores del deporte, que les permitiera hacer de su deporte su profesión.

¿Por qué los deportistas olímpicos apoyaban la candidatura? ¿De verdad no saben que son partícipes de este despropósito de “olimpismo”? Te han obviado durante la mayor parte de tu carrera deportiva, has endeudado a tu familia, has perdido tu infancia con una disciplina de entrenamiento férrea, has comprobado cómo los impostores se enriquecen en nombre del deporte a partir de fundaciones subvencionadas por el estado, siguen posando contigo sólo cuando ganas, ¿y aun así les apoyas en su locura de gastar sumas millonarias en infraestructuras para que sólo se utilicen un mes?

A mí, muy personalmente, pero mucho mucho, me dais vergüenza. Menos llorar por las Olimpiadas y más por los Derechos Universales. Si ése es el orgullo de llevar la bandera española al primer escalón de un pódium, prefiero apoyar a Aruba  en cualquier competición.

El tema da para rato, esto es apenas el hilillo del tampón, pero está bien dosificarse. Que tengan una buena noche, y que no les amargue mi vuelta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s