W de Wertgüenza V

Por desgracia me veo obligado a escribir otro artículo más despotricando sobre la situación española. Yo ya sabía que esta sección iba a dar para mucho, pero nunca imaginé que lo iba a tener tan fácil.

El tema que vamos a tocar hoy es bastante serio, es una de las mayores manifestaciones de la palabra injusticia, de hecho debería incluirse en el DRAE como ejemplo ilustrativo de este concepto. Un tema que no deja indiferente a nadie. Es más, nos deja fríos, con un gran sentimiento de impotencia y con el deseo de secuestrar la justicia y repartirla con nuestra propia mano, convirtiéndonos en una especie de Robin Hood altruista que reparta a la sociedad española algo de lo que lleva mucho tiempo sufriendo hambruna.

Y es que vamos a hablar de la derogación de la doctrina Parot. Ésta permitía alargar la pena de cárcel de aquellos presos que así lo merecieran. Pues bien, el tribunal de Estrasburgo ha decidido anular algunas de las penas de cárcel llevadas a cabo por esta ley.

La primera beneficiada por el fallo del tribunal ha sido la etarra Inés del Río (disculpa que no use el prefijo ex pero es que hijo de puta no se deja de ser nunca), esta mujer (por llamarla de alguna manera que no rime con fruta) es responsable del asesinato de 24 personas en el periodo en el que fue integrante del llamado comando Madrid. Sí, 24 personas, pero no penséis en 24 como un número sino pensad en los veinticuatro posibles huérfanos, viudas, madres sin hijos, hermanos con un vacío en sus vidas… En definitiva de las veinticuatro vidas cercenadas por una persona, que gracias a la decisión de unos señores que juegan a ser justicieros enmascarados ahora está en libertad.

Esta persona ahora está disfrutando de una vida, de una oportunidad, ahora mismo estará durmiendo plácidamente en su cama o comiendo con su familia, algo que esas 24 personas no pueden hacer por su culpa o, como seguramente ella seguirá pensando, por su mérito.

Lo más gracioso de esto son los argumentos usados para pedir a España la liberación de la etarra. Ya que al parecer se violan los artículos 7 y 5.1 de la Convención Europea de Derechos Humanos. Yo creo que en su momento a todos los presos etarras esos derechos les bajaron resbalando por toda su entrepierna, con lo cual no me parece que los merezcan.

El tribunal de Estrasburgo tendrá que tratar cada uno de los casos de manera individualizada, pero si esto sigue adelante 130 presos que han recurrido la Parot podrían quedar en libertad. Y entre ellos no solo hay etarras, sino que también podría afectar a asesinos en serie y violadores, como por ejemplo Miguel Ricart Tárrega asesino de las tres niñas de Alcàsser. Entre otros, de los 53 etarras que podrían ser puestos en libertad nueve solo han cumplido uno o dos años de condena.

Pero la cosa no acaba aquí (encima de cornudos apaleados) además de la puesta en libertad se le dará una indemnización de 30000€ por daños morales, algo así como si a mí me dan 5000€ por los desperfectos al Ferrari que no tengo.

El presidente del gobierno se ha opuesto a esta medida con la misma fuerza que “lo que ya sabemos de las señoritas que fuman” y parece que no ha tenido demasiado efecto, por lo que el fallo es irrevocable. El pueblo ha pedido que se luche más contra esta medida y que se alegue, como en Reino Unido, inseguridad para sus ciudadanos.

Si os interesa mi opinión, y aún arriesgándome a que me llaméis radical, para todos estos seres debería aprobarse la pena de muerte, y probablemente antes los dejaría en un cuarto con los familiares de las víctimas para que charlen… o no. Muchos dirán que la pena de muerte es anticonstitucional, no me importa, la constitución aprueba la monarquía, así que una salvajada más no afectaría demasiado.

Aquí me despido pidiendo disculpas de antemano por algún dato que se haya visto distorsionado por mi mala memoria y dejándoos unos versos al respecto, así como un pasodoble de carnaval que me eriza el vello. Gracias, y hasta la semana que viene.

Me encuentro solo en la oscuridad,

en un silencio tan normal como fijo,

pero no dejo de escuchar esas cosas.

 

Los lamentos de la libertad,

el grito ahogado de un hijo,

el llanto de cada una de las esposas.

 

Es un goteo que me tortura,

que mi dudosa moral remueve,

que la mente me agrieta.

 

Escribo intentando atar mi cordura,

en la fría celda número diecinueve,

yo, miembro de la puta ETA.

4 comentarios sobre “W de Wertgüenza V

  1. Discrepo contigo no sólo ya en tu opinión sobre la pena de muerte sino en la misma sentencia del Tribunal de Estrasburgo. No se ha derogado la doctrina Parot, sino su aplicación retroactiva. Esto es algo básico. Imagina que vivimos en el país feliz, calle de la gominola, casa de la piruleta y endurecen las penas por malversación, robo o desfalco de las arcas públicas. Aún mereciéndolo, no vería bien que le aumentaran la pena a los políticos ya condenados (si es que hay alguno). O que por robar una barra de pan para tu hijo te condenen a un año y mientras estás en la cárcel suben la pena a 15 años.
    Aún siendo asesinos o violadores siguen siendo humanos, y a quien no le guste que se declare sapo, ficus o líquen.
    Además, el gobierno poco tiene que decir (y menos mal, porque Mayor Oreja se haría verdugo) porque es una decisión que afecta a los tribunales. Y aunque estos no sean tan independientes como dicen, Mariano, Gallardón y Fernández-Díaz no tienen voz ni voto.

    1. No creo que se deba medir con la misma vara a aquellos que han asesinado a tantas personas por su ideal de independencia. Ya sea de manera retroactiva o no, estas personas no tendrían que ver nunca más la luz del día, ya que ellos se han encargado de que otros inocentes no la vean.

  2. Me da igual el crimen que hayan cometido y el motivo, como si lo hacen porque ponen otra reposición de Pretty Woman. Nos ponemos leyes para vivir en sociedad, cedemos nuestra libertad al estado a cambio de protección, y si esta mujer cumplió hace cinco años, debe salir. Si quieres cambiar la ley y que el máximo tiempo de condena sea 100 años, se puede debatir, pero, desde luego, ampliar la pena de cárcel arbitrariamente a presos ya con una sentencia en firme sí que no es justo.
    No me considero abertzale, pero se debe reconocer que también hay víctimas en su bando. Presos políticos que no son ETA y han pringado como tal. O terroristas torturados por un estado abusón. O un presidente «progresista» que se enorgullece de haber podido matar a la cúpula de ETA. ¿Ellos empezaron? Yo no quiero seguir.
    http://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado/2013/10/23/la-curva-de-monguerson/

    1. El problema de que se recalcule la pena arbitrariamente es que la pena fue pequeña en un principio, Que no se puede volver a condenar a un preso por lo mismo, se podría discutir si esto lo pasamos a un debate con la ley penal en la mano, y en ese caso tienes razón.
      Ahora bien que esa mujer merezca la libertad no, se le tendría que haber puesto una pena de muerte de 200 años desde un principio (modificando las leyes que haya que modificar).
      Porque lo que han hecho es terrorífico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s