una y otra vez: «Con tu tío y con tu tía…

(Viene del capítulo anterior)

-Hay que ver lo bonito que está quedando el blog, sólo nos falta ir a IKEA a amueblarlo.

-Pensaba que antes de proponerme que fuéramos a IKEA me presentarías a tus padres.

XV

La pretemporada del principito estaba siendo tan rocambolesca como la del Barça y parecía que tendría aún peores resultados. El planeta al que había llegado era más grande que los anteriores, aunque tan sólo había una persona. Desde luego en estos planetas hacían falta unas ayudas a la natalidad o que quitaran las concertinas situadas en su estratosfera. El único habitante del planeta tenía cara de haber peleado con Jordi Hurtado por ser el primero de la clase desde la escuela. Estaba sentado en un gran escritorio situado en un enorme claro en medio de un frondoso bosque.

-¡Hola aventurero! ¿Qué accidentes me contarás?

-Le aventuro una vida solitaria si continúa con esa actitud mórbida. Por fortuna no tengo ningún accidente que narrarle, los viajes interplanetarios son más seguros de lo que la gente piensa. De hecho los accidentes se producen en trayectos cortos.

-Y que lo digas. Yo por eso dejé de ir al baño. Pero me refería a accidentes geográficos: cabo, montes…

-¡A la orden, mi general! Disculpe, es que estuve reenganchado en Ceuta. Regular, la verdad. Bueno, cuénteme para qué quería saber si había visto algún accidente geográfico.

geógrafo

-Yo es que soy geógrafo, aunque estoy esperando a que algún explorador me cuente qué hay por este planeta.

-Pues le recomiendo Firefox o Chrome si no quiere esperar innecesariamente. ¿Y de qué come usted? Si no conoce su propio planeta su labor de geógrafo dista un montón de ser bueno.

-¿Un montón lo suficientemente grande como para ser una montaña?

-Debí haber titulado mi historia como “El principito y otros individuos como cabras”…

-¿Montesas? ¿En una codillera? Le explico: Como estoy falto de exploradores con mapa, mochila y una voz atonta-niños, me he especializado en mapas políticos. Y lo mejor es que como me lo puedo inventar están en continuo cambio, con lo que cada año saco una nueva versión para mantener el ritmo de venta. Los llamo iMapas. Me has caído bien, niño, para mi próxima edición crearé un estado en tu honor. Coca-Cola y Pepsi ya tienen un par de continentes, e Irn-Bru tiene una pequeña república.

-¿Sabe que vive solo en este planeta? Si las fronteras tienen poco sentido en un planeta habitado, parcelar la nada es de traca.

-No creas, eso me facilita mucho mi trabajo, así puedo mover las fronteras a mi antojo, sin molestar a nadie, no como Obama y Putin. Yo separo, colonizo, independizo, invado, escindo, fusiono y recorto a mi antojo. Pásame el pegamento, que Narnia se acaba de anexionar Sylvania.

-Sí, claro, el pegamento. Que lo inhales bien, yo me voy marchando.

-Espera un segundo, ¿me compras un mapa? Estoy harto de subvencionar yo mismo ficticios golpes de estado, independencias de regiones y conquistas para comprarme a mí mismo los mapas.

-Demasiada historia-ficción para mi gusto, me quedo mejor con el programa de Évole.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s