Magnum 9

Pues oye, yo creía que me resultaría más difícil. No sé, o que me dolería más, tal vez. Vale, también es cierto que he elegido la forma más cobarde, soy consciente de que un disparo en la sien no requiere tanto valor como cortarse las venas, o yo qué mierdas sé. En fin, ¿ese soy yo?  Joder, si parezco aún más gilipollas visto desde fuera…

Parece mentira. Es cierto que el escenario de un suicidio es un caos total, un estropicio, pero la imagen de mi cuerpo en el suelo con la tapa de los sesos volada en mil pedazos parece incluso demasiado elegante en contraste con el desorden de mi apartamento. Pero no eh, no es tan difícil de limpiar este estropicio, no. No creo que se quejen mucho cuando me encuentren, eso con un par de paseos con la fregona ya está todo listo. Bueno…  sí que tenían razón algunos, oye. Resulta que sigo «vivo» tras la muerte. Pues menudo chasco, ¿de qué ha servido esta mierda entonces?  Es que no lo entiendo, macho, ¿se supone que estoy en otra dimensión o algo? Es que yo de esto no entiendo… Espera, a ver si… ¡AAAH! ¡No me jodas! ¿Pero qué sentido tiene esto? Al menos en vida podía beber todo lo que quisiera, y ahora me encuentro con que no puedo coger ni una de las botellas de vodka que rodean mi cadáver. Menuda gilipollez, al final resulta que la realidad después de la vida es tal y como nos lo contaban las series de TV y los libros de niños. O sea, ahora soy un fantasma…

*POM POM POM*

Mira por donde, ya hay alguien llamando a la puerta. Supongo que será el casero, otra vez. Desde que cambié la cerradura está mucho más insoportable. Qué bueno es el tío, con todo lo que le debo y ahora ¡pam! la palmo. Será gracioso ver como se tira de los pelos al verme.

-Jeff, vamos, sé que estás ahí. Si esta vez tampoco puedes pagar a Gordon no pasa nada. Pero al menos abre para que podamos hablar.

What? ¿No es Gordon quién está tras la puerta? Qué demonios, se supone que puedes atravesar las cosas materiales Jeff, no me seas retrasado y atraviesa la maldita pared para ver quién es. Ahí va… Anda, pero si es su mujer, ya ni la recordaba. Es buena gente. Anda, ahí llega el ogro.

-¡Y una mierda hablar! ¡Jeff, abre la jodida puerta para que pueda sacarte el dinero que me debes a base de hostias!

-Oh, vamos Gordon, no seas así. No es su culpa que no tenga el dinero.

-¡Pues que no se lo gaste todo en alcohol y revistas chinas de esas! ¡He llamado a la policía, Jeff, más vale que abras de una maldita vez!

¿A la policía? Vaya, perfecto. Isshhh… mierda. Una pena que no pueda pillarme unas palomitas para ver esto.  Oh venga gritad más, malditos viejales, ya habéis hecho salir al pasillo a la señora del tercero y a la parejita de al lado, con el niño de 9 años y todo. Esto me recuerda a mi pueblo. Me puedo imaginar la reacción cuando la noticia de mi «desgracia» llegue por allí: «Ah, ese chico. Pobre, era muy raro, pero una gran persona». Mis cojones.

-¡Se acabó, Jeff. Vamos a abrir. No servirá de nada que nos sigas ignorando! Adelante, agente.

-Uno… dos y…

*PAM*

Genial, aquí empieza lo bueno.

-Oh, Dios… vamos, todos atrás, no deberíais ver esto.

-¡Será rata, maldita escoria bastarda!

-Ay, pobre hombre. Gordon, cariño, cálmate.

Curioso, mira a la señora del tercero, la pobre tiene arcadas. Eso le pasa por asomar la cabeza donde no le llaman. Oh, el niño de la parejita ya tiene trauma para media vida. Qué buenos padres te han tocado, chaval.

Bueno, ha estado entretenido. Ya paso de quedarme a ver como limpian toda esta estampa. Adiós, cuerpo, a ti te veré en el funeral. Ahora me iré por ahí a ver qué puedo hacer en esta dimensión de mierda. Ya os contaré.

A todo esto, me preocupa mi nota de suicidio. No sé si un simple «Que os jodan» será suficiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s