MÛNSK, parte II

Te esperaré. Por mucho que tardes te esperaré siempre…(Leyendas de pasión).

 

El capitán Phillipe Maglov y el ingeniero Bastián Truffeau entraron en el sector P1 de la inmensa nave de transporte “Exile”. El sector P1 era la primera de cinco inmensas salas tubulares en cuyo interior se encontraban los habitantes de la antigua Tierra en espera de alcanzar algún día un planeta en el que asentarse y reiniciar su vida.

Habían pasado casi 600 años desde que salieran al espacio en busca de una nueva oportunidad. La mayoría de los supervivientes, en torno a 20.000 personas, fueron congelados en los sectores P. Sólo permanecieron despiertos 40 personas, la tripulación mínima necesaria para conducir la gigantesca nave Exile a través del espacio. Estas 40 personas, especialmente seleccionadas, eran los “Seekers”, o buscadores. Phillipe y Bastián formaban parte de la séptima generación de buscadores. Habían sido despertados cinco años atrás, cuando los Seekers más antiguos del anterior grupo superaron los ochenta años de edad.

Al fin, tras 1820 días de exploración, los miembros de la séptima generación hallaron un planeta, que tras ser analizado por la computadora de control de la nave, fue aprobado para el desarrollo de la vida humana. Dicho planeta fue llamado Mûnsk, en honor al creador de la nave Exile, Edward Mûnsk.

Tras el aterrizaje y la exploración de la superficie, se inició el proceso de restitución. La población iría siendo despertada poco a poco. El primer grupo de restituidos estaría formado por 20 personas, el segundo por 30, el tercero por 45, y así sucesivamente. Cada grupo sería despertado con un intervalo de un mes entre uno y otro, con el objetivo de que tuvieran tiempo de recuperarse de la congelación y de adaptarse y organizarse en las nuevas tareas a desarrollar en el recién estrenado planeta.

Phillipe y Bastián dieron el primer paso para despertar a los primeros veinte exiliados.

–          ¡Todo listo y preparado para la restitución! – gritó Phillipe para que Bastián le oyera desde la sala de control del sector P1.

Mientras Bastián comprobaba en el ordenador el estado de todos los cuerpos, Phillipe se encargaba de recogerlos conforme iban descongelándose y colocarlos sobre las camillas preparadas para el momento, donde despertarían aproximadamente una hora después.

–          ¡Phillipe, tenemos un problema! – le llamó Bastián preocupado al ver un mensaje de error en la pantalla del ordenador.

Phillipe acudió rápidamente y observó lo que su compañero le indicaba.

–          Aquí, la sujeto número 13, de iniciales A.G – señaló Bastián.

–          Restitución no autorizada – leyó con sorpresa Phillipe –. Pero ¿quién es esta mujer? ¿No aparece su nombre completo? – Preguntó con curiosidad.

–          Espera un segundo mientras lo compruebo – respondió Bastián a la vez que iniciaba un vertiginoso tecleo sobre las pantallas táctiles de la computadora –. Aquí está. Su nombre es Anne Granger, pero no entiendo por qué… – dejó de hablar mientras leía un largo texto situado a un lado de la pantalla buscando alguna clave que explicase aquél incidente–. ¡Aquí está! Parece ser que sólo existe una persona autorizada para despertarla. Fue solicitado por ella misma. No sé quién es. ¿Pertenecería a alguna de las primeras generaciones de Seekers? – preguntó dubitativo.

–          ¿Y quién es esa persona, cuál es su nombre? – Inquirió curioso Phillipe.

–          Sus iniciales son O.B – guardó silencio mientras buscaba un poco más de información hasta que lo encontró -: Olsen, Olsen Bergman.

Continuará…

Anuncios

4 Respuestas a “MÛNSK, parte II

  1. Me gustó mucho la primera parte y esta me ha dejado sorprendida. La verdad es que espero que continúe porque me tiene impaciente y con grandes expectativas ante este planeta llamada Mûnsk. Desde que leí el primer relato me surgió una duda esencial. Es que resulta que me gustan muchísimo los gatos y me gustaría saber si en este nuevo planeta también hay gatos.

    Muchísimas gracias.

  2. Pingback: MÛNSK, parte IV | La Calistrera·

  3. Pingback: MÛNSK, parte V | La Calistrera·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s