Tacto de seda

Describirte no es peccata minuta,

me gusta viajar a dedo por tu espalda sin maletas,

cantarte como Sabina a una puta,

besarte hasta compartir plaquetas.

.

Me gusta jugar al Risk sobre las cortinas,

con las manos, sin fichas ni tablero,

tener heridas por saltarme tus concertinas,

y ser tu sexólogo de cabecero.

.

Me gusta cuando ríes a ritmo de tabacalera,

me gusta el común marrón de tus ojos,

me gustan tus tacones golpeando la escalera,

cuando por nervios te rascas como invadida por piojos.

.

Podría ponerme más poeta todavía,

decirte que me gusta cuando estallas porque estás como ardiente,

que hoy te he visto, me has mirado y hoy creo en la homeopatía,

que si alguien te dice que eres poesía no miente.

.

Que me gusta que seas lija de tacto de seda,

que me gusta ser títere cuando tiras del hilo,

que mi corazón era un mimo hasta tu moneda,

que contigo los problemas bajen en barcaza de juncos por el Nilo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s