Historia de verano V-B: Luis Suárez se queda en pañales.

Parecía una película del Oeste, en el recinto ferial hacía viento, la arena se metía en los ojos de las manifestantes, mientras tanto Orlando estaba a buscando por BlaBlaCar como podría irse a su próximo destino. El chino al ver tal espectáculo, comenzó a llamar a Yisus, pero el chaval tiene otras cosas que hacer como ver el personal en las casetas y llevar el control de los rebujitos de la zona. No había ni una sola apuesta, todo los chinos se habían pirado de allí, sólo estaba Wei, la hermana, Orlando y el grupo de feministas.

La cosa pintaba muy fea, por lo que Wei tuvo que pensar y no tenía nada de tiempo, las feministas avanzaban puño en alto, un ejercito formado por Pepe y Luis Suárez parecía más indefenso, Wei seguía pensando pero ya fue demasiado tarde las feministas no van a tardar en recorrer 30 metros dos horas, así que entraron en el puesto y pusieron to patas arriba para coger a Wei, pero no lo consiguieron, sabía todo tipos de artes marciales por lo que hacerse invisible era pan comido para él.

Inmediatamente, entraron los antisdisturbios en el puesto, todo era un caos, había unas como unas 100 personas allí dentro, según La Razón cuatro gatos, pero dejando fuera las cifras de las personas allí, lo que se había liado en un momento era descomunal, en definitiva, las feministas empezaron a gritar “nosotras parimos, nosotras decidimos”. Los antidisturbios se quedaron con la boca abierta no le veía relación alguna aquella frase con lo que estaba ocurriendo en ese momento.

Por lo que todas las feministas que estaban en la manifestación fueron detenidas, también Wei y su hermana tuvieron que ir a comisaría con las chicas.

Orlando se vio con la oportunidad de su vida, el puesto de comida rápida era momentáneamente suyo, al menos aquella noche de feria. Por lo que quiso darle un cambio a ese cuchitril y como si de Chicote se tratara transformó aquello. Cuando la feria se puso en to lo suyo y las personas visitantes vieron en lo que se había convertido el puesto no dudaron en ir a probar lo que servía, eso si no tenía nada con la marca “Orlando”, ya bastante había soportado el pobre hombre.

Ese día hizo una caja impresionante, Orlando no había visto tanto dinero en su vida.

Pero él no se esperaba lo que llegaría a partir de ese momento…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s