Buenos días

Y por si no nos vemos luego: buenos días, buenas tardes y buenas noches. No había tenido el placer de presentarme como es debido, pero después de unas semanas supongo que ya hay un poco de confianza. Llegué aquí como quien llega a una ciudad nueva y que no conoce; entré por la ventana del baño e intenté no hacer mucho ruido. Supongo que lo primero que debéis saber de mí es que no suelo escribir sobre asesinatos. Pero sobre todo y más importante que escribo sobre lo que quiero en el momento de coger un lápiz y un papel, lo que va a implicar que las breves historias que aquí escribo no tengan, la mayoría de las veces, nada en común. Lo siguiente, que me he pasado el fin de semana cantando a pleno pulmón canciones Disney entre picadura y picadura de mosquito en unos viajes en coche que no era consciente de cuánto echaba de menos. Podéis echarle la culpa de que no haya historia a esto, como deseéis. Lo siguiente que voy a hacer, en un acto de madurez extrema, es ver media factoría Disney. Porque crecer es un asco, si se me permite la expresión, y de eso aquí somos conscientes todos. Y por lo pronto esto es lo que necesitáis saber sobre la loca que escribe aquí los martes. Vosotros podéis enterrar en el olvido lo que acabáis de leer, si queréis, que yo mientras no me despierte en una isla siendo consciente de que me lo he imaginado todo, voy bien.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s