ANTIHÉROES. Cap V: El respeto está en el poliéster de la chaqueta.

Marcos y Rocío se quedan petrificados, no saben qué decir, ¿acaso este hombre puede aclararles alguna cosa o es simplemente un chalado conspirador? Ni siquiera saben si quieren saber algo sobre aquel asesinato, es cierto que han matado a alguien cercano pero no se sienten demasiado Sherlock y Watson, bastantes problemas tienen ya con lo suyos propios como para lanzarse dentro de las paranoias mentales de un loco aficionado a profecías mayas.
Sin embargo, con más miedo que convicción en el cuerpo le piden a aquel estrafalario personaje que se explique mejor.

– Verán, esto que voy a contarles no es algo para tomárselo a la ligera, estamos hablando de algo que nació siglos atrás y con una extensión mayor de la que se puedan imaginar. RESET, como yo la llamo, puesto que es necesario ponerle un nombre a tu enemigo para poder maldecirlo hasta quedarte dormido, es una organización muy poderosa y con una ideología muy fuerte. Son capaces de controlar cualquier organismo o empresa que quieran. Pero francamente, no me siento cómodo hablando aquí, de noche todos los gatos son pardos y cada matorral tiene oídos. ¿Sería posible ir a un sitio más íntimo?

Ambos se miran sin saber qué hacer, al fin y al cabo están hablando con un extraño, que quizás lo único que quiera es matarlos y traficar con su órganos.

– Lo entiendo, desconfían de mí, pero puedo enseñarles algo que quizá les ayude a creer algo de mi historia. Miren.

De una cartera que en otra época tuvo una tripa algo más abultada Búho saca un viejo recorte de periódico, ya pintado de ocre por el tiempo y quebradizo como una hoja en otoño. Con cierta dificultades consiguen capturar cierta información, pues el recorte está escrito en italiano. Al parecer una mujer y su hija fueron asesinadas en las calles de un pequeño barrio de Bari, aparecieron cosidas la una a la otra por la espalda. Con una tarjeta cuya foto puede verse en el periódico.

tarjetacap5
Seremos el nexo que una todas las familias en una.

También puede verse una foto de cada una de las dos mujeres, es innegable que comparten parentesco, los mismos ojos felinos y arrebatadores de las guapas italianas morenas de carácter tan fuerte como sus caderas y muñecas.

– Eran mi mujer y mi hija. Aquí tienen una foto de los tres juntos en las playas de Sicilia.
– Vaya… Lo… Lo siento – dice Marcos como si fuese él el culpable de tal brutalidad-.
– ¿Me creen ahora? Yo en Italia era un físico, no demasiado famoso, pero me ganaba la vida bastante bien. Y RESET me quitó todo lo que tenía.
– Pero, ¿por qué?
– No lo sé, quién demonios en su sano juicio va a comprender la mente de esos dementes. Pero la cosa es que están aquí y todos corremos peligro, nadie está fuera de su alcance.
– Bueno, nosotros tenemos que irnos ya, si nos volvemos a encontrar ya hablaremos, pienso investigar por mi cuenta.
– De acuerdo, pero tenga cuidado, la curiosidad mató al gato. Que pase una buena noche señorita.
– Adiós.

Marcos se da la vuelta, pero algo en su interior le dice que no está actuando bien, intenta contener su impulso, mira a Rocío que con su mirada no hace otra cosa que empujarlo.

– Esto… Perdone. ¿Le gustaría pasar la noche en casa y darse una ducha? Es lo menos que puedo hacer por usted después de la información que nos ha dado.
– Jaja, es curioso.
– ¿El qué?
– Hace tiempo que nadie me trataba de usted. Parece que no mereces el mismo respeto si estás cubierto con cartones que con un 70 por ciento algodón y un 30 de poliéster.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s