21:46

Primera parte: 23:57
Segunda parte: 03:23

13:48 de algún día de primavera en la misma habitación de hospital.
Mi compañera de cuarto lleva dos días despierta. No habla mucho. Yo tampoco. No he vuelto a ver al muchacho que dormía con un ojo abierto a su lado. Creo que se fue porque se dio cuenta de que iba a despertar.

14:17
Sigue sonando la misma música irritante.

16:24
He hablado un poco con ella. Se llama Beatriz. Creo que me ha preguntado que por qué estoy aquí porque se ha dado cuenta de que todos los enfermeros y enfermeras, no importa de qué turno sean, conocen mi nombre. Ha estado mirando un punto fijo de la pared blanca durante 10 minutos cuando se lo he dicho, mientras volvía a poner esa mirada perdida. Sólo la quita cuando está hablando con alguien o es estrictamente necesario. No ha vuelto a decirme nada y no he querido forzarla a seguir hablando. Me cae bien.

17:56
Ha pasado el médico. A mí me ha dedicado la mirada de siempre, su media sonrisa y me ha dicho que sigue sin haber mejora. He dejado de escuchar.

19:15
Puedo ver que Beatriz no acaba de creerse lo del hombre que la ayudó y se quedó aquí con ella, pero tiene miedo de preguntarme por si no es verdad. Debe quedar un día, como mucho, para que le den el alta.

21:39
Ha vuelto a entrar el médico para un último chequeo, aunque esto no suele ser normal. Como pensaba, le ha dado el alta a Beatriz y se ha ido sin mirarme para dejarle tiempo a que recoja sus cosas. Ella no tarda ni cinco minutos y cuando acaba me mira y se despide de mí. Me pregunta si puede darme un abrazo y le digo que sí. Luego le suelto, sin que me lo haya preguntado, que lo del chico era verdad y que espero que le vaya bien. Me dedica una última mirada de agradecimiento y se va.

21:46
Vuelve a entrar el médico. No hay rastro de la media sonrisa. Me dice que no podemos hacer nada más y que sólo queda esperar. Dejo de escuchar.

 

 

21:40
Prepara las cosas para irse mientras no deja de pensar en la chica de la cama de al lado. Tan joven…

21:42
Le cuenta que lo del muchacho es cierto y le quita un peso de encima, aunque no sabe exactamente por qué. Al menos no tendrá que seguir pensando si era verdad o no. Ahora mismo tampoco sabe bien qué pensar. Le gustaría haberlo conocido.
No era raro que nadie hubiera ido a recogerla, sus familiares no estaban en aquella ciudad y sólo había llamado al trabajo para contar qué había pasado.

21:46
Sale del hospital. Mira a ambos lados, pero sólo ve una figura alejándose por la calle. Pone rumbo hacia su casa.

 

21:45
Lleva más de media hora plantado frente a la puerta del hospital. No sabe qué está haciendo, ni siquiera sabe si ella seguirá ahí. Decide que no va a entrar, no hoy. En realidad, supone, seguramente le hayan dado su nombre o algo en el hospital. No, no va a entrar.

21:46
Comienza a caminar hacia su casa.

2 comentarios sobre “21:46

  1. Que interesante y particular es la historia. Los diferentes puntos de vista la hacen más complicada y atrayente ¿Continuará? 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s